¿Te interesó este artículo?
Recibe cómodamente todas las actualizaciones de aergenium vía RSS o por e-mail.
Suscribete gratis ahora

Cambios en el concurso de aviones cisterna que favorecen a EADS

A raíz de un recurso interpuesto por Boeing, el Departamento de Defensa estadounidense se vió obligado recientemente a suspender un megacontrato, adjudicado en febrero a EADS/Northrop para reemplazar su flota de aviones cisterna obsoletos, y reabrir el concurso.
El pasado Miércoles 6 de Agosto, los dos competidores por el contrato de aviones cisterna de la USAF, recibieron el borrador de la nueva documentación de petición de oferta (Request for Quotation, RFQ).

El borrador incorpora modificaciones a los criterios de evaluación, que globalmente favorecen la oferta de EADS/Northrop frente a la de Boeing.

Ambas empresas tienen una semana para revisar el borrador y hacer comentarios. Se pretende emitir el documento final de solicitud de ofertas a mediados de Agosto, y conceder de plazo hasta el 1 de Octubre para la elaboración de las ofertas, fijando la fecha objetivo para cerrar la adjudicación el 24 de Diciembre.

El borrador de la nueva RFQ introduce tres cambios importantes en los criterios de evaluación:
  • se valorará la capacidad adicional de abastecimiento de combustible (antes sólo se exigía igualar la de los actuales aviones KC-135)
  • se han asignado coeficientes a los más de 800 requisitos de la especificación, para ponderar los diferentes niveles de importancia de los distintos costes. En particular, pasan a evaluarse los costes de mantenimiento y combustible en el ciclo de vida por separado de los de adquisición, a los que se concede mayor importancia.
  • el coste de mantenimiento y operación en el ciclo de vida se calculará para un periodo de 40 años (antes 25 años).
Los cambios clarifican el deseo de la USAF de que los nuevos aviones superen en capacidad de abastecimiento de combustible a los de la flota que van a sustituir, tal como adelantó en Julio el Subsecretario de Defensa, John Young, responsable del proceso.

El KC-30, propuesto por el consorcio EADS/Northrop, es más grande que el KC-767 de Boeing, y saldrá beneficiado al reconocerse su mayor capacidad para transportar combustible.

Por otro lado, calcular el coste operativo a lo largo de 40 años en lugar de 25 favorece en principio al avión más pequeño, por tanto con menor consumo. Sin embargo, el impacto de este cambio se ve mitigado por la decisión de primar los costes de adquisición sobre de los de ciclo de vida.

¿Que hará Boeing?

Los cambios introducidos en los criterios de evaluación favorecen en principio la oferta de EADS/Northrop.

Para contrarrestar esta ventaja, Boeing podría ofertar un avión más grande, basado en el Boeing 777. Al parecer la empresa estadounidense ya ha comenzado a trabajar en este concepto, por lo que no sería demasiado tarde.

Probablemente esto aumentaría significativamente los costes de desarrollo y adquisición respecto a la oferta original, ya que se parte casi de cero, pero al menos el gesto serviría para demostrar que están dispuestos a escuchar al cliente, y ayudaría a suavizar la tensión generada por el recurso.

Hemos recopilado en una tabla lo que parecen ser las opciones de Boeing, con sus pros y sus contras.

OPCIONESPROSCONTRAS
Mantener su oferta del KC-767, corrigiendo las debilidades de su propuesta inicial, particularmente en el área de costes y mantenimiento.Mejora las opciones de ganar el contrato.

Gesto conciliador hacia la USAF
.
No responde al requisito del cliente de aumentar la capacidad de abastecimiento, por lo que la probabilidad de ganar al contrato es baja.
Recurrir el borrador de la RFQ para que la USAF mantenga el documento original, y mantener su oferta del KC-767, Si prospera el recurso Deteriora de la relación con la USAF, sin garantía de éxito.

Retrasa el proceso.
Ya perdieron el anterior concurso.
Modificar la oferta para utilizar el Boeing 777 como plataforma.Hay tiempo, ya que se han iniciado los estudios.

Sería un competidor formidable en muchos aspectos, mejorando significativamente las opciones de ganar el contrato.

Gesto conciliador hacia la USAF, demuestra capacidad de escuchar al cliente.
Aumentarían los costes de adquisición, priorizados por los nuevos criterios.

Un KC-777 sería quizás excesivamente grande, con capacidad para operar desde menos aeródromos que el KC-30.
Retirarse de la competiciónSi Boeing considera que la batalla está perdida, una retirada sería un gesto elegante, ahorrando dinero y tiempo a todas las partes.Renuncia al mayor contrato militar de la historia.
Denunciar al Departamento de Defensa y llevar el asunto a los tribunales.Recuperar el coste de desarrollo y preparación de la oferta.Supone morder la mano que te alimenta, puede tener consecuencias en futuros contratos.
Luchar por un reparto del contrato, implicando (aún más) a sus aliados políticos.Una parte es mejor que nadaEl DoD ha manifestado en varias ocasiones que no aceptará un reparto porque eleva el coste de manera inaceptable.

Fuentes:

3 comentarios:

  1. Anonymous dijo...
  2. Parece que Boeıng se ınclına por retırarse del concurso, ver avıatıonnow.com(08/11/2008): Boeing Leaning Toward Not Re-bidding KC-X (en ıngles), aunque puede ser una nueva manıobra para presıonar al Dept. de Defensa: amenazar con retırarse y dejar el concurso sın competencıa para ıntentar conseguır mejores condıcıones.

  3. Wenner Vladimir dijo...
  4. Hola muy bueno el blog!!! espero poder intercambiar enlaces con tu blog!!! mi web de aviacion http://elaviadorsv.110mb.com

    mi correo es vladiaviacion@hotmail.com

  5. aergenium dijo...
  6. Hola Wenner, enhorabuena por tu web de aviación, es muy interesante.

    Nos pondremos en contacto contigo por e-mail

Publicar un comentario en la entrada