¿Te interesó este artículo?
Recibe cómodamente todas las actualizaciones de aergenium vía RSS o por e-mail.
Suscribete gratis ahora

Novedades en el mercado de aviones cisterna

Con el concurso de aviones cisterna KC-X congelado hasta nuevo aviso, y su flota de tanqueros KC-135 Stratotanker cerca del final de su vida útil, la Fuerza Aérea estadounidense está considerando contratar empresas privadas para realizar misiones de reavituallamiento en vuelo.

Entretanto, la Fuerza Aérea británica negocia con EADS para adelantar la entrega de sus tanqueros multirol para suplir el retraso del A400M.

Ante el retraso en la adjudicación del contrato de sustitución de los aviones cisterna, una comisión liderada por el Senador McCain presionó en 2007 para incluir una partida en el presupuesto de defensa de 2008 para probar un servicio de reabastecimiento en vuelo subcontratado. El objetivo era evaluar la posibilidad de utilizar empresas privadas para cubrir el hueco hasta la entrada en servicio de los nuevos aviones de la Fuerza Aérea.

La situación se ha agravado durante 2008, con la suspensión del concurso hasta nuevo aviso (ver aergenium: El Pentágono cancela el concurso...). Según las últimas declaraciones del secretario de Defensa estadounidense, Gordon England, el contrato de aviones cisterna no se adjudicará antes de Marzo de 2010 (Les Echos, en francés).

La Fuerza Aérea inició contactos la semana pasada con los potenciales proveedores para discutir los requisitos. En principio, el contrato duraría 5 años, y comenzaría con misiones en territorio estadounidense, extendiéndose posteriormente a operaciones internacionales, siempre fuera de las zonas de combate. La solicitud de propuestas en firme se realizará en 2009.

Según un potencial proveedor contactado por Air Force Times, la duración del contrato es demasiado corta para que sea rentable invertir en aviones nuevos, por lo que podrían proponer alternativas, como equipar aviones antiguos con booms procedentes de KC-135 retirados del servicio. La viabilidad de las distintas soluciones también dependerá de si la Fuerza Aérea va a exigir exclusividad, o permitirá que los aviones realicen otros trabajos cuando no estén en uso.

Un mayor compromiso por parte de la Fuerza Aérea (en duración del contrato y volumen de trabajo) podría hacer rentable la inversión en aviones nuevos, y de hecho sería una forma excelente para que la Fuerza Aérea pruebe los aviones propuestos respectivamente por Boeing y el consorcio Northrop/EADS para la competición KC-X, antes de tomar la decisión de compra final. Para este contrato podrían usarse versiones más baratas, porque no requerirían todos los sistemas de defensa y comunicaciones.

Antecedentes

La idea es nueva para la Fuerza Aérea estadounidense, pero ya se ha puesto en práctica por parte de los ejércitos británico, canadiense y australiano, e incluso por otros cuerpos del ejército estadounidense.

En el caso británico, la Royal Air Force firmó en Marzo de 2008 el contrato FSTA (Future Strategic Tanker Aircraft) por valor de 26000M€, con el consorcio AirTanker Ltd, liderado por EADS,  que prevé poner en servicio a partir de 2011 una flota de A330 modificados similares a los que EADS ha ofertado para el concurso KC-X.

Recientemente, EADS y la RAF han iniciado discusiones para acelerar la entrada en servicio de estas aeronaves, que también pueden utilizarse para misiones de transporte de carga y tropas, para suplir el retraso del programa A400M, actualmente estimado en 18-24 meses (ver aergenium: Luz al final del túnel...).

Por otra parte, la empresa Omega Aerial Refueling Services lleva desde 2001 proporcionando servicios de reavituallamiento en vuelo en misiones de entrenamiento y ferry para la US Navy y los Marine Corps.

Para ello utiliza dos viejos Boeing 707 y un DC-10 equipados con cestas de reavituallamiento, operados típicamente por ex-pilotos militares. Omega ha realizado más de 2600 misiones desde 2001, que puede parecer mucho, pero equivale aproximadamente a un mes de actividad de los tanqueros de la Fuerza Aérea en Iraq y Afganistán. Según Omega, si consiguen este contrato de la Fuerza Aérea, podrían tener disponibles dos DC-10 equipados con booms en un plazo de dos años.

Omega cobra a la US Navy 7500$/hora por los Boeing 707 y 12500$/hora por el DC-10, más gastos de viaje de la tripulación. Estas tarifas son inferiores a los costes horarios de la Fuerza Aérea (respectivamente 9750$/hora para los KC-135 y 13910$/hora para el KC-10 incluyendo los costes de operación y mantenimiento pero no los de la tripulación y funciones soporte).

Se el primero en dejar tus comentarios.

Publicar un comentario en la entrada