¿Te interesó este artículo?
Recibe cómodamente todas las actualizaciones de aergenium vía RSS o por e-mail.
Suscribete gratis ahora

Rolls-Royce busca talento en la ESI de Sevilla

El pasado lunes 6 de Noviembre, tuvo lugar, en el salón de Grados de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, una conferencia informativa, sobre la empresa Rolls-Royce. Goizalde Aviles, ingeniero principal en “Stress Technologist” fue la encargada de acercarnos a la factoría, aparte de compartir su experiencia personal.

Entre los asistentes, había un nutrido grupo de estudiantes de aeronáutica de cuarto y quinto curso, así como una pequeña representación de otras disciplinas de la Escuela.

En primer lugar, hizo un desglose de las distintas competencias de la empresa, centrándose en la parte de aeronáutica civil por ser la que supone un volumen mayor de trabajo para ingenieros europeos. El resto de sectores: defensa, ingeniería marítima, nuclear y servicios, están más restringidos a ingleses y estadounidenses según la responsable de la empresa.

A continuación, pasó a describir las distintas ofertas de empleo que pueden interesar a los futuros ingenieros españoles y que como veremos ofrecen un amplio abanico para unirse a Rolls-Royce. Se enumerarán las distintas opciones de menor a mayor compromiso, en cuanto a durabilidad y responsabilidad.

La empresa ofrece la opción de pasar 3 meses en su dinámica de trabajo, para estudiantes aún sin graduar, formando parte de un grupo de trabajo en un departamento y sin ningún tipo de compromiso para el futuro, es lo que se conoce como “Summer Internships”.

Para alumnos a punto de acabar, también existe la opción de unirse a la empresa con el fin de realizar con ellos el proyecto fin de carrera, con esta opción el compromiso sería de entre 6 y 12 meses en la disciplina de un grupo de trabajo concreto.

Si se trata de alumnos recién graduados sin experiencia laboral, la empresa divide sus programas en dos. Por un lado, el “Professional excellence program” en el que existe una fase de adaptación de entre 12 y 18 meses durante los cuales se rota por distintas áreas de la empresa. Algo muy positivo dado que a la finalización del mismo se tiene una visión global de la empresa pero que por el contrario tiene un compromiso prolongado por la empresa debido al coste de formación que supone el programa.

Para finalizar, el “Leadership programme”, una modalidad más larga, entre 18 y 24 meses y destinada a los jefes de equipo del futuro. Al igual que el otro programa, exige un compromiso a medio plazo.

Aparte, existe la opción de la contratación directa, que como en la mayoría de empresa las condiciones contractuales son particulares en cada caso y cada puesto.

En Rolls-Royce careers se puede encontrar más información sobre cada modalidad.

Es importante señalar que sea cual sea el modo de entrar en la empresa, siempre hay que pasar por el “Assessment Day”, un día entero de entrevistas, donde seleccionan los candidatos a unirse a la empresa. Estas entrevistas se celebran normalmente en Derby donde se encuentra la central y según Goizalde son la oportunidad perfecta para demostrar que puedes aportar a la empresa mucho más allá de tu currículum o expediente académico en caso de estudiantes sin graduar. Los gastos del día de entrevistas corren a cargo de la empresa, tanto en términos de movilidad como en lo relativo a la residencia. Habló de las intenciones de la empresa de globalizarse, y de cómo las iteraciones con el resto de candidatos (de todos los países y sociedades) durante las jornadas de evaluación son determinantes para juzgar el futuro compromiso con la factoría y la capacidad de trabajo en grupo.

A las preguntas sobre cómo se nos ve en el extranjero, la interlocutora fue clara, técnicamente llegamos "más cualificados que el resto tanto por la mayor duración de nuestro plan de estudios como por su densidad". Puso por ejemplo su caso, en el cual ella aseguraba haber aportado nuevas ideas y técnicas desde el primer día, gracias a los conocimientos adquiridos en su facultad (Universidad del País Vasco, Escuela Técnica Superior de Ingeniería). En cuanto a la parte de idioma, explicó que se comprende por parte de los evaluadores nuestra condición de estudiantes, y son flexibles para perfeccionarlo, aunque destacó que es fundamental desenvolverse sin miedo y de la mejor manera.

Por último, resaltó una vez más el interés de la empresa por extenderse y "hacerse cada vez más internacional" poniendo en marcha una política que facilita el movimiento de sus trabajadores a través de las distintas instalaciones que Roll-Royce tiene repartidas por todo el mundo.

Artículo escrito por José Antonio Álvarez Reina

3 comentarios:

  1. Manuel Heredia dijo...
  2. Un buen artículo Jose Antonio. El proceso de reclutamiento que describes para Rolls-Royce es similar en el resto de grandes empresas del sector que conozco, y también lo que se espera de los aspirantes: movilidad internacional, capacidad para desenvolverse, nivel de idiomas y cualificación técnica.

    En esto como en todo funciona la ley de la oferta y la demanda y lo más valorado es lo más escaso. Los candidatos españoles suelen tener buen nivel técnico, pero en general son reacios a moverse. Esto hace tanto más valiosos a los que se atreven a dar el paso.

  3. Jaime D. Salas dijo...
  4. José Antonio es compañero de clase y de piso que espero que me eche una mano de vez en cuando para darle más actividad al blog.

    En las encuestas de los artículos anteriores ya se vió que los jóvenes tienen la vista puesta en el exterior para completar su formación y añadir valor a su currículum, aún sabiendo que el sector aquí crece y oferta empleo. Esto es algo que puede repercutir de forma muy positiva en forma de feedback en el futuro para Andalucía. Queremos salir, pero también volver. Quizás ese ir y venir de gente genere buenas vías para dar una buena posición global al sector. Siempre queda la incertidumbre de que después los profesionales den el paso al exterior y no opten por la vía cómoda de quedarse aquí, no obstante, ahí están los datos y éstos dicen que al menos planean hacerlo.

    Por otro lado, que empresas de la talla de Rolls-Royce se interesen por los estudiantes y profesionales andaluces es como poco reconfortante.

    Sí es más preocupante la poca iniciativa para emprender. Quizás debido a la calidad de la oferta de trabajo actual, los nuevos profesionales tienen tendencia a querer formar parte de grandes empresas que a tratar de buscar caminos para crear nuevas pymes o start ups. Esperemos que las reformas y acuerdos entre universidad y empresa propicien un clima más creativo.

  5. Anónimo dijo...
  6. Es una oportunidad única para todos los ingenieros cualificados de los que dispone el sur de España. No cabe ninguna duda de que el listón está muy alto. Marcos, circulo de amigos

Publicar un comentario en la entrada