¿Te interesó este artículo?
Recibe cómodamente todas las actualizaciones de aergenium vía RSS o por e-mail.
Suscribete gratis ahora

El Pentágono publica la nueva solicitud de ofertas del contrato de aviones cisterna

Después de una larga espera, el Departamento de Defensa de EEUU finalmente ha publicado la solicitud de oferta (Request for Proposals o RFP) del megacontrato de 179 aviones cisterna KC-X que mantiene en vilo a Boeing y EADS desde hace ocho años.

Y todo indica que queda historia para rato.

La RFP completa puede descargarse aquí, y la presentación de hoy con el resumen de los puntos más importantes puede descargarse aquí (PDF, en inglés).

No he tenido tiempo de analizarlo en detalle, pero de momento parece claro que los partidarios de Boeing están mucho más contentos con la nueva RFP que los partidarios del consorcio Northrop/EADS.

Una evaluación rápida, y ya habrá tiempo de análisis más detenidos:

  • parece que hay pocos cambios respecto al borrador de Septiembre. Se mantiene la estructura del concurso, con una checklist de 372 requisitos obligatorios. Entre los competidores que los cumplan (se da por supuesto que ambos los cumplen), gana el más barato, teniendo en cuenta el precio de compra del producto, y de la operación a lo largo de la vida útil. 
  • Sólo si la diferencia de precio es menor del 1%, se entran a valorar 93 requisitos adicionales. Este era el principal razón que argumentó Northrop cuando amenazó abandonar el concurso (ver Antecedentes).
  • Se flexibiliza el precio fijo, que ambos ofertantes criticaban (¿quizás el Pentágono ha escarmentado en cabeza ajena viendo el desastre del A400M?). El desarrollo y los dos primeros lotes serán a precio fijo, el resto de lotes tendrán mecanismos de ajuste.
  • Parece que los riesgos se repartirán 60/40 entre el adjudicatario y el cliente
  • se descarta penalizar a EADS por el veredicto preliminar de la OMC en contra de Europa en el conflicto de los subsidios ilegales.
Antecedentes 

A principios de año pasado, el cambio de gobierno en EEUU y la intensidad de la crisis económica hicieron incluso temer una cancelación del contrato.

El borrador de la RFP, previsto inicialmente para primavera, se retrasó hasta Septiembre, y provocó críticas por ambas partes.

De un lado lado Boeing exigió penalizaciones para EADS por los subsidios recibidos de los gobiernos europeos, declarados ilegales por la OMC.

Del otro lado, Northrop y EADS denunciaron que se había facilitado información sobre su oferta a Boeing, y que la RFP favorecía injustamente a la empresa estadounidense, amenazando con retirarse del concurso.

El clima político se ha ido calentando, con una carta de protesta del propio Senador McCain, e incluso el bloqueo al nombramiento de cargos propuestos por Obama por parte de un Senador de Alabama para presionar por una respuesta a las demandas de Northrop.

Tras una reunión poco fructífera con la USAF el 28 de Enero, Northrop reiteró que se retirará del concurso de aviones cisterna si no había cambios significativos. De hecho, el cambio reciente en la dirección de la empresa estadounidense hacen que una retirada sea plausible.

Sus partidarios han comenzado a dar signos de resignación: La Aerospace Alliance, una asociación que promueve el desarrollo la industria aeronáutica en los estados de Alabama, Mississippi, Florida y Louisiana comenzó recientemente a publicar anuncios abogando por un reparto del contrato entre ambos contendientes.

Ajena a estas luchas, durante este tiempo Airbus Military ha continuado con los ensayos del MRTT, completando contactos en seco y en húmedo (ver vídeo), y con distintas aeronaves. Entretanto las campañas comerciales han seguido cosechando éxitos en Arabia Saudí, y la India, y en Septiembre pasado la empresa se mostraba optimista estimando que venderá 50 unidades más en países como Corea del Sur, Singapur, Francia, o Brasil.

Se el primero en dejar tus comentarios.

Publicar un comentario en la entrada