¿Te interesó este artículo?
Recibe cómodamente todas las actualizaciones de aergenium vía RSS o por e-mail.
Suscribete gratis ahora

La aeronautica y los niños

https://www.flickr.com/photos/corvinstichert/with/13358648745/
A400M en Lego por Covin Sticher
¿A quién de nosotros, apasionados por la ingeniería y por la aeronáutica, no le gustaría transmitir esa pasión a los niños?

¿Y cómo lo hacemos?

En este artículo compartimos algunas ideas, y os invitamos a que comentéis y compartamos más propuestas.

Niños pequeños

Cuando los niños son pequeños, podemos hacer con ellos actividades simples, como:
  • Hacer aviones de papel y hacerlos volar con ellos.

  • Comenzar con el Lego Duplo y hacer aviones con ellos, con sus alas, sus motores e incluso su deriva, que identifiquen las partes del avión, es otra propuesta, a veces más divertida para nosotros que para ellos.

  • Leerles historias de aviación, contarles de forma simple las cosas. En la página de la NASA vienen cuentos, también en español, para niños pequeños y grandes.

  • Hacerles notar los aviones que pasan por el cielo, cómo vuelan, cómo se oyen.
Niños mayores

Cuando son mayores se pueden hacer más cosas con ellos. Aquí algunas ideas:
  • Ver con ellos cómo funcionan las cosas, por qué vuela un avión? Porque tiene alas, con una forma que hace que se mantenga más fácilmente en el aire, y porque tiene motores que lo empujan. Y para qué sirve la deriva? Pues para cambiar la dirección del avión. Aquí y aquí viene bastante bien explicado.

  • Hacer aviones de Lego (normal), con sus alas, sus motores, y su deriva, y a veces con su tren de aterrizaje!

  • Enseñarles que además de las alas, del motor, el avión tiene un montón de otras cosas necesarias para que funcione, que la complejidad del mismo hace que diseñar y fabricar un avión sea el resultado del trabajo en equipo, como todos los logros importantes en ciencia y tecnología.

  • Enseñarles que los aviones de papel funcionan con el centro de gravedad adelantado. En la pagina de Airbus hay aviones para cortar y doblar.

  • Si está a vuestro alcance, comprarles y jugar con ellos con un helicóptero teledirigido, o si son mayores niños y presupuesto, un avión (con más canales) o un dron (y que vean la diferencia entre un avión teledirigido, al que conduces tú, y un dron, al que le das un objetivo y él se avía para llegar hasta él).

  • Comenzar infundirles el amor por las matemáticas, cuanto más familiares les resulten, menos miedo les tendrán más tarde, cuando se vayan complicando, lo más sencillo en este caso es empezar con números relacionados con caramelos, con bolas de helado o con juguetes. Más adelante con problemas sencillos que se vayan complicando conforme crecen.

  • Algo más al alcance de todos es la visita a aeropuertos, o zonas cercanas, donde se ven los aviones y se pueden comprobar las diferencias y similitudes entre unos y otros.

  • Cuando vayáis de viaje, si tenéis oportunidad, llevarlos a museos de ciencia, o de aviones, donde ellos puedan verlos, ver cómo han ido evolucionando con el tiempo.

  • Otra práctica, cuando haya la posibilidad, es llevarlos a Exhibiciones Aereas

  • Que ellos lean historias y cuentos de aviones, de aviadores, de cómo empezó la historia, de cómo siguio...de los hermanos Wright, del autogiro y Miguel de la Cierva, del Zeppelin ...

  • Los aviones de aeromodelismo son otra opción, que se montan en casa, y unen bastante a los distintos miembros de la familia por el tiempo que requieren.

  • Hay páginas interesantes, como las comentadas en el primer punto, o la de la NASA para niños (en inglés).

  • Otra idea es ver películas relacionadas con el tema con ellos. Las clásicas son las de las guerras mundiales, pero no son para niños.

  • En cuanto a libros, mis favoritos son los de Ken Follet, comenzando por Vuelo Final (Hornet Flight), pero esto ya es para niños mayores.
Esto que os cuento, son algunas propuestas. En mi caso el resultado aun está por ver, porque estamos Work In Progress.

Y me gustaría dejaros con una pregunta: ¿Cómo lo hacéis vosotros?

3 comentarios:

  1. theblogbyjavier dijo...
  2. Muy buen post. Con muchas y muy buenas sugerencias. Ha sido divertido ver que no somos los únicos aplicando ese “programa educativo”.

    Otras sugerencias: el avión-cuchara, ropa (camisetas, baberos… con aviones), maquetas de aviones (para que cacharreen con ella, aunque acaben por destrozarla), el avión inflable (para la piscina o la playa), aeroclubs (suelen tener días de puertas abiertas donde hacen bautizos aéreos especialmente pensados para niños), asociaciones de conservación (ejemplo Ailes Anciennes en Toulouse realiza 4-5 días de puertas abiertas en los que se pueden subir, montar y jugar en aviones antiguos).

  3. Remedios Carmona dijo...
  4. Gracias Javier, tomo nota!

  5. Remedios Carmona dijo...
  6. Gracias Javier, tomo nota!

Publicar un comentario